Toxina Botulínica

La toxina botulínica actúa inmovilizando de forma temporal y segura los músculos de la zona frontal y contorno de ojos. Al evitar la movilidad del músculo, éste se relaja y frenamos la aparición de nuevas líneas de expresión, además de corregir las que ya existen.

Las arrugas desaparecen y la piel adopta un aspecto más luminoso y joven. Los resultados son casi inmediatos, dando un aspecto natural al rostro sin quitar expresividad. Es un tratamiento seguro y eficaz a largo plazo.

Read 108 times Last modified on Miércoles, 16 Noviembre 2016 15:42